OFRENDA A LA TORMENTA, DE DOLORES REDONDO

jueves, 28 de enero de 2016

TÍTULO: Ofrenda a la tormenta
AUTOR: Dolores Redondo
FECHA DE PUBLICACIÓN: 25/11/2014
PÁGINAS: 544
ISBN: 978-84-233-4868-8
FORMATO: 13,3 x 23 cm
PRESENTACIÓN: Rústica con solapas
EDITORIAL: Destino
PRECIO: 18,50 


Sinopsis: Ha pasado ya un mes desde que la inspectora de la Policía Foral recuperó a su hijo y pudo detener a Berasategui. Pero a pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina dan por muerta a Rosario, Amaia siente que no está libre de peligro, un desasosiego que sólo Jonan comprende.
La muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa: el bebé tiene unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión digital, y además, su padre intenta llevarse el cadáver. La bisabuela de la pequeña sostiene que la tragedia es obra de Inguma, el demonio que inmoviliza a los durmientes, se bebe su aliento y les arrebata la vida durante el sueño. Pero serán los análisis forenses del doctor San Martín los que convencen a Amaia
Salazar de investigar otras muertes de bebés, que pronto revelarán un rastro inaudito en el valle.
Berasategui muere, entonces, inexplicablemente en su celda, lo que despliega una trepidante
investigación que llevará a Amaia al auténtico origen de los sucesos que han asolado el valle de Baztán.
Y mientras, desde el bosque, una impresionante tormenta llega para sepultar la verdad más demoledora.

Booktrailer:



Opinión:
Con esta novela termina, de momento, la aventura de la inspectora Salazar en el valle de Baztán y creo que esta última parte ha sido la mejor de las tres o por lo menos a mi me ha gustado más.

La historia continua donde termina Legado en los huesos, con la detención de Berasategui y la huida de Rosario a la que dan por muerta excepto Amia. A la vez la inspectora Salazar tendrá que hacerse cargo de un nuevo caso sobre la extraña muerte de bebés a manos de Inguma. Poco a poco descubriremos que todo lo acaecido anteriormente esta relacionado con este nuevo caso.
La investigación es de esas que te tienen en vilo durante buena parte del libro, y aunque en esta ocasión tuve buen tino a la hora que aventurarme a resolver yo misma el caso, eso no impidió que siguiera inmersa en la historia, si no más bien todo lo contrario, quería seguir leyendo para descubrir si mi teoría era cierta.
Además en esta tercera entrega acaba de resolverse todo lo relacionado con el pasado de Amaia, porque una vez más todo lo relacionado con el pasado de la protagonista tiene especial importancia.
Al igual que en los dos primeros libros, Dolores Redondo vuelve a introducir elementos de la mitología vasca, algo que me gusta mucho. En Ofrenda a la tormenta el elemento mitológico es Inguma, un espíritu que se mete en los sueños de la gente y les absorbe la vida.
En resumen, Ofrenda a la tormenta me enganchó desde la primera página gracias al ritmo ágil y vertiginoso final que consigue mantener la tensión y la intriga hasta el final. Una vez más las descripciones del valle navarro donde transcurre la acción siguen siendo espectaculares.

 Lee el primer capítulo

Puntuación: 8/10

15 comentarios:

  1. Hola^^
    Es la actual lectura de mi madre y de momento le está gustando mucho. Yo voy por el segundo aún, a ver si me pongo las pilas.
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general la trilogía esta bien. El mejor tercer libro.

      Saludos

      Eliminar
  2. Es una trilogía que tengo pendiente, sé que me gustará mucho. Saludos y gracias por recordarmelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta.
      Gracias por comentar José Ángel.

      Eliminar
  3. Lo tengo pendiente!!! más que nada tengo pendiente a la autora que no he leído aún los anteriores pero les tengo bastantes ganas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un grato descubrimiento esta autora. Espero que oiedas leerlos pronto.

      Besos Emma

      Eliminar
  4. Sólo he leído la primera parte y, aunque me gustó, luego nunca seguí con el resto ...

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No quieres saber como acaba todo? Algún día igual te animas a terminar la trilogía.

      Un beso rossy

      Eliminar
  5. Una trilogía muy entretenida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. A mí, al contrario, el tercer me gustó al menos porque me vi venir demasiado pronto por dónde iban a ir los tiros.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de ver por donde iba la historia me gustó más que los anteriores.

      Saludos

      Eliminar
  7. Me gustó mucho. Lo q a la mayor parte de la gente le resulta pesado q es la mitología vasca, a mí me encanta porque son las historias que he conocido desde pequeña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas partes me parecieron súper interesantes, pues era algo totalmente desconocido para mí.

      Besos

      Eliminar
  8. El problema es que estas trilogías acaban y te dejan con las ganas. Lo bueno es que ahora hay por ahí una que es un más que digno revelo (entre que la Redondo recupera el fuelle o no, que eso es incognita de momento).
    Se titula "Alcolea", la podéis encontrar en Amazon: https://www.amazon.es/dp/1522707808

    Lo que se cuenta en las pp.39-40 es toda una tentación para los lectores-as de la Trilogia del Baztán, atención: "Alguien, quizás alguno de los lechuguinos que acompañaban a Molina como si opositaran a convertirse en su sombra, había sacado fotografías de dos de ellas. Alcolea se sintió conmovido. Las caras eran dulces y suaves a pesar de las atrocidades a las que las habían sometido y el rígor mortis. A través de la imagen de la primera asesinada, Alcolea se retrotrajo a la escena que debía haber tenido lugar entre las once y las doce de la víspera de Todos los Santos. Se llamaba Magdalena Macazaga Urgoitia. Delgada y de pómulos redondeados, con una larga melena que la foto permitía adivinar como de color castaño claro y el informe del forense definía como “trigueño”. Tenía dieciocho años recién cumplidos y alguien -o tal vez algunos- había decidido que aquella noche de un otoño bastante gélido dejase de respirar. El cadáver presentaba numerosas señales de violencia. Las muñecas y los tobillos -que habían sido desnudados de las medias y los botines- presentaban señales de cuerdas apretadas fuertemente. Los brazos, las piernas, los muslos, las palmas de la mano, la planta de los pies, los senos y otras zonas no vitales presentaban cortes sistemáticos que, según el cirujano, revelaban un pulso muy firme y una voluntad deliberada: la de matarla haciendo que se desangrase lentamente".

    ResponderEliminar